Este artículo habla sobre las represalias en el trabajo. La imagen es solo ilustrativa.

Represalias en el trabajo: ¡Ejerza sus derechos laborales!

Las represalias en el trabajo ocurren a menudo contra empleados que han ejercido alguno de los derechos del trabajador que los protegen contra malas condiciones laborales o discriminación.

La ley federal establece una serie de derechos del trabajador que deben ser protegidos y hacerse aplicar en todo el país. Pero en muchas ocasiones, los empleadores toman represalias en el trabajo contra aquellos empleados que han reclamado por mejores condiciones o que han denunciado casos de discriminación.

Por eso, la ley federal protege contra represalias en el trabajo a todos aquellos que ejercen sus derechos laborales. También existen muchas leyes y organismos estatales específicos que defienden a los trabajadores de esta clase de abusos.

¿Cuáles son los derechos del trabajador protegidos por la ley?

Algunos ejemplos de derechos del trabajador que deben ser ejercidos y aplicados sin temor a intimidaciones ni represalias en el trabajo son:

  • Buscar asesorarse o informarse legalmente sobre sus derechos laborales
  • Informar o notificar a otra persona sobre una violación de sus derechos laborales
  • Protestar o denunciar salarios impagos
  • Denunciar condiciones de trabajo inseguras
  • Denunciar malos tratos, discriminación o acoso laboral
  • Hablar con sus compañeros de trabajo sobre sus salarios o problemas en su lugar de trabajo, o ejercer la posibilidad de sindicalizarse
  • Reclamar compensación en el trabajo para usted u otros trabajadores
  • Participar de una queja o denuncia formal ante una entidad gubernamental, como la EEOC (Comisión de Igualdad de Oportunidades en el Empleo) u otras agencias encargadas de proteger los derechos del trabajador
  • Iniciar una demanda legal contra su empleador o apoyar a un compañero de trabajo que haya presentado una demanda

¿Cómo puedo saber si mi empleador ha tomado represalias contra mi?

Si su empleador sabe que ha participado en alguna de estas actividades o que recientemente ha reclamado alguno de sus derechos en su espacio de trabajo y luego decide tomar una “acción adversa” contra usted, es muy probable que se trata de una represalia.

“Acción adversa” refiere a cualquier acción realizada por parte de un empleador que afecte de forma negativa y sustancial los términos y condiciones del empleo. Posibles acciones adversas que un empleador puede tomar en forma de represalia en el trabajo son:

  • Despidos, degradaciones o suspensiones.
  • Intimidación, acoso o amenazas
  • Exigencias de disciplina injustas o diferentes a las requeridas al resto de los empleados
  • Reducción de salario u horas
  • Negativa a contratar, o a otorgar una promoción o ascenso

Si el trabajador es inmigrante:

  • Volver a exigir presentación del permiso de empleo, aún cuando la ley federal no lo requiere
  • Informar o amenazar con informar sobre su estatus migratorio a una agencia gubernamental

Las represalias en el trabajo pueden tomar muchas formas, pero en general se reconoce como tal a cualquier acción que busque desalentar a un trabajador a ejercer sus derechos.

Además, pueden ocurrir en cualquier momento luego de que un empleado haga cumplir alguno de sus derechos del trabajador protegidos por ley, no necesariamente deben ocurrir de forma inmediata. Una represalia califica como tal incluso si ha ocurrido semanas, meses o años más tarde del momento en el que el trabajador ejerció sus derechos legales.

¿Qué puedo hacer si he recibido represalias en el trabajo por ejercer mis derechos?

Si cree que su empleador o supervisores han tomado represalias contra usted por ejercer o reclamar alguno de los derechos del trabajador que se encuentran protegidos por la ley federal, no se deje intimidar. Puede iniciar una demanda individual o colectiva (en caso de que sean muchos los afectados) contra su empleador a través de los canales gubernamentales o con el asesoramiento de un equipo de abogados especializados en derecho laboral.

Pero primero, investigue si no existe ya una demanda en curso por violación de derechos laborales contra su empleador o compañía. En ese caso, normalmente puede sumar su reclamo por represalias en el trabajo a la investigación o proceso ya existente.

Si la justicia federal o estatal determina que su empleador ha tomado represalias en el trabajo contra usted o sus compañeros de trabajo por ejercer derechos laborales protegidos por ley, se le exigirá a su empleador que compense los daños causados de diversas formas. Por ejemplo, si perdió salarios u horas de trabajo a causa de una represalia, deberá recibir una compensación por el dinero perdido.

De igual modo, si fue despedido o degradado, se le deberá reincorporar a su puesto original. También es posible que se solicite que se eliminen todas las referencias al episodio de su expediente personal, y que se informe a todos los empleados de la compañía sobre qué acciones deben tomar en casos de represalias en el trabajo, y exigir medidas de protección al empleador para que las represalias no vuelvan a ocurrir.

Este artículo habla sobre las represalias en el trabajo. La imagen es solo ilustrativa.

¿Cómo inicio un reclamo por represalias en el trabajo?

En muchas ocasiones, los gobiernos estatales cuentan con organismos especiales donde presentar denuncias por incumplimiento de los derechos del trabajador, o entidades que le ayudarán a conseguir la información necesaria para iniciar una denuncia por su cuenta. Pero también existen una serie de organismos y agencias federales que trabajan para garantizar que se cumplan los derechos laborales, como la Comisión de Igualdad de Oportunidades en el Empleo (EEOC), o la Oficina Federal de Administración de Seguridad y Salud (OSHA).

Iniciar una demanda legal para denunciar una violación de sus derechos laborales puede ser un proceso largo y costoso sin la experiencia y el asesoramiento correcto. Una investigación puede llevar tiempo, y mientras tanto seguirá sufriendo las consecuencias más duras de las represalias. Por eso, lo más recomendable es trabajar con un equipo de abogados especialistas en derechos del trabajador que lo guíen a lo largo de todo el proceso y lo ayuden a salir adelante.

En Zipin, Amster & Greenberg, ponemos nuestros años de experiencia en derecho laboral para brindarle una atención excepcional y un plan de acción personalizado. Si tiene un problema en su lugar de trabajo que requiere intervención legal, nuestro equipo altamente calificado tiene la experiencia que está buscando.

Más de nuestro blog