Este artículo habla sobre el acoso sexual laboral. La imagen es solo ilustrativa.

Defiéndase del acoso sexual laboral, ¡la ley federal lo protege!

El acoso sexual laboral es una forma muy grave de discriminación laboral basada en el sexo y tanto las leyes federales como estatales obligan a su empleador a tomar medidas para protegerlo.

La discriminación laboral puede tomar muchas formas, y una de las peores es el acoso sexual laboral. Esta forma de acoso puede tomar muchas formas, y puede provenir tanto de un jefe o supervisor como de un compañero de trabajo.

Las muchas manifestaciones del acoso sexual laboral van desde comentarios inapropiados hasta contacto físico no deseado, o extorsión laboral a cambio de favores sexuales. Se trata de una forma de discriminación basada en el sexo, y en cualquiera de sus formas es ilegal en un espacio de trabajo.

La ley distingue dos tipos principales de acoso sexual: “quid pro quo”, que refiere a la clase de acoso sexual en la que un empleado se siente presionado a dar algo para obtener algún beneficio laboral; y “ambiente laboral hostil”, donde un empleado o empleada tiene que sufrir constantes abusos de poder o formas de acoso sexual en su espacio de trabajo.

¿Qué dice la ley federal sobre el acoso sexual laboral?

El acoso sexual laboral es una forma de discriminación laboral basada en el sexo, y como tal está prohibido tanto por las leyes federales como por las estatales. Aunque las leyes federales aplican normalmente solo a empleadores con 15 o más empleados a cargo, muchos estados tienen leyes particulares que aplican a los empleadores o empresas más pequeñas.

La principal legislación federal que se ocupa de esta clase de discriminación laboral es el Título VII de la Ley de Derechos Civiles de 1964, que protege a las víctimas de acoso sexual y de toda otra forma de discriminación de esta clase, independientemente de su sexo, género u orientación sexual. La protección que otorga la ley incluso se extiende a los solicitantes de empleo.

Este artículo habla sobre el acoso sexual laboral. La imagen es solo ilustrativa.

Otras leyes también prohiben varias formas de agresión sexual, como cualquier forma de contacto físico no deseado u ofensivo, acecho, invasión de la privacidad, difamación y otras agresiones vinculadas al acoso sexual.

Es importante que sepa que el Título VII aplica exclusivamente a los empleadores. Ellos están obligados a protegerlo conta el acoso sexual laboral, y son responsables de proporcionar un ambiente laboral libre de discriminación de cualquier tipo. Por este motivo, no puede demandar directamente a personas individuales, a menos que esta persona sea su mismo empleador o en algunos casos específicos.

Por otro lado, cualquier forma de represalia contra usted por participar de una denuncia, investigación, o iniciar una demanda por discriminación laboral también es ilegal. Algunos ejemplos de represalias que puedes denunciar legalmente son despidos o cambios de puestos con diferentes horarios o con menor paga, recortes salariales, reducción de horas o beneficios, cambios en las tareas o responsabilidades, entre otros.

¿Qué puedo hacer si soy víctima de acoso sexual laboral?

El empleador debe tomar medidas inmediatas ante una denuncia de acoso sexual laboral y garantizar una investigación apropiada y completa que asegure que la situación se detenga de forma permanente.

Si es víctima de acoso en su lugar de trabajo, puede averiguar cuál es la normativa de su empresa o empleador para tratar con situaciones de acoso sexual laboral y solicitar una copia de la misma. Siga el protocolo establecido por su empresa para iniciar una denuncia con el departamento de Recursos Humanos o con otros supervisores.

Si ya realizó una denuncia de este modo, y no se tomaron acciones para mejorar la situación, o si su empleador y supervisores son los acosadores o cómplices del acoso, entonces debe considerar seriamente iniciar acciones legales contra su empleador.

Este artículo habla sobre el acoso sexual laboral. La imagen es solo ilustrativa.

¿Qué pasa si soy inmigrante indocumentado? ¿Puedo hacer una denuncia por acoso sexual en mi trabajo?

Tanto personas documentadas como indocumentadas tienen pleno derecho a ser protegidas contra el acoso sexual laboral bajo las leyes federales. Sin embargo, si su situación migratoria es delicada o se encuentra en un procedimiento de ajuste de estatus migratorio, es recomendable que se asesore con abogados de discriminación laboral con experiencia en este campo de la ley para evitar que sus empleadores puedan decidir tomar represalias que perjudiquen su situación.

En Zipin, Amster & Greenberg, ponemos nuestros años de experiencia en derecho de los trabajadores y casos de discriminación laboral para brindarle una atención excepcional y un plan de acción personalizado. Si tiene un problema en su lugar de trabajo que requiere intervención legal, nuestro equipo altamente calificado tiene la experiencia que está buscando.

No se deje intimidar, tiene derecho a trabajar en un ambiente seguro y a denunciar cualquier clase de abuso o discriminación hacia usted. Recuerde que existen leyes que le garantizan protección y defensa ante estos casos. ¡Reserve una consulta gratuita con nuestros abogados hoy!

Más de nuestro blog